Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

LA COLUMNA DEL DÍA | Acuerdo nacional y regional para recuperase de la crisis

“Varios economistas están proyectando una pérdida de más de 1 millón 700 mil empleos y una caída mayor al 10 % del PBI. Es decir, ya estamos en medio de una economía de guerra”, advierte Gabriel Mejía Duclós
economia_de_guerra

El diagnóstico de los diferentes sectores y especialistas experimentados nos señalan que el impacto en la economía nacional será mucho mayor de lo que esperábamos. Varios economistas  están proyectando una pérdida de más de 1 millón 700 mil empleos y una caída mayor al 10 % del PBI. Es decir, ya estamos en medio de una economía de guerra.

Unos 500 mil peruanos están retornando de Lima, Ica, Arequipa, Trujillo, Chimbote, Piura y otras ciudades a sus pueblos de origen, y se estima que podrían llegar hasta 2 millones de personas que huyen de las ciudades donde el que no tiene dinero se muere de hambre.

Asimismo, la pobreza, que según el INEI en el 2019 se encontraba en 20 %, podría duplicarse e incluso llegar al 50 %. Es decir, la mitad de la población peruana estaría en una situación muy difícil, lo que obliga al gobierno nacional a entrar a una nueva etapa, donde la gestión de la crisis y estragos de la pandemia requieren no solo políticas de reactivación para las medianas y grandes empresas, tan acostumbradas a los mayores beneficios en épocas difíciles, sino a dar vuelta a la tortilla pensando en los más vulnerables, en los trabajadores informales que representan el 70 % a nivel nacional y el 80 % en Áncash, en los excluidos estructurales del campo y la ciudad, para evitar un desborde popular que puede aparecer a la vuelta de la esquina.

Pero esta tarea no es solo de buenos economistas; esta tarea es de un equipo multisectorial y multiinstitucional  que involucre a los profesionales más calificados del país y de las regiones. Y paralelamente, se necesita un acuerdo político amplio, que convoque a los partidos políticos nacionales y regionales, a los colegios profesionales, a las universidades y a las organizaciones representativas de la sociedad civil.

En ese marco, el Acuerdo Nacional no solo debe ser una reunión protocolar presencial o virtual para la foto, sino que debe constituirse hoy más que nunca en un foro permanente  y vinculante, cuya agenda y acuerdos concretos orienten las políticas públicas, los programas  e inversiones. Ello requiere de parte del presidente de la República abandonar la ‘encuestitis’, salir de su círculo cerrado de moqueguanos y ayayeros,  y pensar como estadista, poniéndose por encima de las broncas partidarias y los grupos de poder que se creen dueños del Perú.

Si el presidente Vizcarra logra darle norte,  empodera e impulsa un Acuerdo Nacional que cambie el rumbo de la política y la gestión pública nacional post-coronavirus y con resultados tangibles, será bien recordado en la historia nacional reciente. Pero si sigue cerrado en su círculo de moqueguanos, será rebasado por la nueva realidad.

En las regiones como Áncash, con una gestión sin brújula ni resultados, solo queda un camino: un urgente Acuerdo Regional con todos los actores, para la recuperación y relanzamiento de Áncash. No hacerlo es seguir transitando por un conocido camino al despeñadero. 

* Gabriel Mejía Duclós es ingeniero agrícola con especialización en ingeniería de recursos agua y tierra, 25 años de experiencia en gerencia y dirección de instituciones públicas y privadas vinculadas al desarrollo social, económico y gestión ambiental, ex candidato a la Gobernación Regional de Áncash.

Ilustración: https://www.altonivel.com.mx/