Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

LA COLUMNA DEL DÍA | Morillo y Briceño: incompetencia y sombra de la corrupción

“¿Qué podría diferenciar al gobernador de Áncash del alcalde provincial del Santa? Sus gestiones, y sus inconsistencias y falsías, son expresiones de un mismo malestar”, comenta Diego Mendoza en su columna de hoy
juan_carlos_morillo_y_roberto_briceno_ok

No es que no podamos pensar que nuestras autoridades no estén a la altura que demanda una pandemia, pero si antes no podían entregar una pequeña obra o cumplir su palabra, imagínense ahora con el mayúsculo reto que significa el COVID-19. Vemos con la mayor de las insatisfacciones cómo nos encontramos infinitamente desbordados por su incompetencia y empieza a sentirse (porque siempre estuvo presente) la sombra de la corrupción.

El domingo 24 de mayo, el programa televisivo Panorama exponía con crudeza la situación de los contagiados en la supuesta construcción UCI (Unidad de Cuidados Intensivos) del Hospital Regional de Áncash. Esta estructura de drywall fue anunciada con mucho entusiasmo por el gobernador Juan Carlos Morillo. Decía Morillo que era un lugar “con camas UCI, para pacientes en UCI”, palabras contrarias al peso de la verdad, pues se evidenció que dicho ambiente no cumplía con los requisitos exigibles para atender pacientes, entre tanto, las camillas no podían acceder a los interiores, ni siquiera podían desplazarse entre pasillos, los equipos no existían como tal y del mismo modo, las zonas de ventilación eran una ilusión. Esta obra tuvo un costo de 594,883.00 soles y, como se sabe, hasta la salida de esta opinión, no sirve para nada. Momentos después, y solo por motivos de la entrevista, Morillo añadiría que no es un ambiente UCI. No es menor la crítica a la empresa constructora Quimera, la misma que estuvo a cargo de dicha obra y la cual no tiene experiencia al respecto de dicho rubro.

Claro que estos son males preexistentes. La Contraloría General de la República criticaba enfáticamente la adquisición de insumos de limpieza y aseo a cargo de la empresa Corp Center INC S.A, cuya actividad económica es la construcción de edificios y solo cambio de rubro un día después de haberse emitido la orden de compra. Quizás también valga recordar los cuestionamientos sobre la adquisición de mascarillas o el precio de las ambulancias. ¿Y los cambios en la dirección del Hospital Regional? ¡En menos de 15 días se designaron a 03 directores!

Los problemas de nuestra región son extendidos y aplicables en cualquier orden de gobierno. ¿Qué podría diferenciar a Morillo y al alcalde de la provincia, Roberto Briceño? Sus gestiones, y sus inconsistencias y falsías, son expresiones de un mismo malestar.

Cuando la Contraloría advertía de la falta de regularización, el 13 de mayo, a raíz de los contratos de compra de dichas canastas. ¿El alcalde espera pagarle a los municipales solo luego de recuperar las horas perdidas por el Estado de Emergencia? ¿Cómo podría ser eso posible? ¿Por qué se compraron 10 unidades para las labores de serenazgo cuando se pudo invertir en alguna otra política de mitigación integral y orientada a resultados?

Pero quizás soy muy exigente, pues, contrariamente a lo que dicta la razón y la responsabilidad cívica, ahora recuerdo que es este mismo hombre el que olvida sus obligaciones, solo para ponerse a beber en una tarde casual, como cualquier otra, como si nada pasara.

Me pregunto si alguna vez seremos noticia nacional por algún mérito ciudadano, o al menos, por un pequeño triunfo colectivo que nos permita olvidar momentáneamente el título que muy merecidamente tenemos, es decir, de ser una región corrupta e ineficiente.

Hasta ayer 3311 infectados y 255 fallecidos. La cuenta será mayor por el peso de la enfermedad, pero la suma será agravada por nuestros errores y por quienes tienen el poder y deciden mal o, peor aún, son ajenos a la desgracia humana.

Sres. Juan Carlos Morillo y Roberto Briceño, permítanme estrecharles la mano con ímpetu, por haber logrado —sin la menor duda de mi parte—, agudizar la situación sanitaria de nuestra región. Eso marca sin lugar a dudas, un récord olímpico en el registro de lo infame y dense por satisfechos ante su tan pobre obra y escasa voluntad política.

*Diego Mendoza Franco es ingeniero industrial, egresado del Programa de Gobernabilidad, Gerencia Política y Gestión Pública de la PUCP y el CAF, coordinador del Círculo de Relaciones Internacionales y Derechos Humanos Aleph, promotor de los ODS por el Senado de Buenos Aires, Parlamentario Joven Nacional y activista social.

Nota del Editor: RSD procedió hoy, martes de 2 junio de 2020, a eliminar un extracto del cuarto párrafo del presente artículo. El texto editado decía así: “Hace poco la Fiscalía inició una investigación preliminar a la Municipalidad Provincial del Santa por la compra de conservas con residuos extraños, las mismas que eran agregadas a las canastas de víveres que en su momento serían entregadas a las familias vulnerables”. Se trata de un lamentable error. Es necesario aclarar que no es la MPS la investigada por la compra de conservas con residuos extraños, sino la Municipalidad Distrital de Santa, razón por la cual tanto RSD como el autor del artículo ofrecemos las disculpas del caso a los lectores y lectoras, y a quienes se hayan sentido afectados. La edición del texto en cuestión, sin embargo, no despoja al artículo de su esencia: el cuestionamiento fundado a la incompetencia de dos autoridades.