Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

LA COLUMNA DEL DÍA | La espera y la palabra

“Se necesita reflexión y contemplación para diagnosticar el tiempo que vivimos, para ensayar propuestas de soluciones a todos los ámbitos de la experiencia humana”, comenta hoy Augusto Rubio
cuatentena_augusto_rubio_acosta

Nosotros, los chimbotanos [los peruanos en general], nos hemos pasado la vida esperando. Una espera larga, inconsciente en muchos casos; monocorde, insulsa, pero espera al fin y al cabo. Una espera que en este tiempo de pandemia, muerte y caos social, recién parece ser reconocida; hasta etiquetada de múltiples formas. 

En los días de la covid-19, hay quienes esperan [ilusamente] que el gobierno cambie y decida mirar hacia la vida y la salud de la población; hay quienes esperan a sus muertos en la morgue hospitalaria; a la Policía para aplaudir su trabajo [también para insultarlos y agredirlos, según sea la ocasión]; hay quienes esperan el delivery con las compras del día para preparar el almuerzo; quienes esperan en los bancos por un miserable bono mal distribuido; quienes pernoctan en la calle por un balón de oxígeno; los que duermen en las afueras de los nosocomios aguardando un alta hospitalaria; quienes esperan al ser amado que sufre al otro lado del país o en otro continente.

Nos hemos pasado la vida esperando tener lo que un día tuvimos, los pequeños momentos de felicidad que no fuimos capaces de percibir o conservar. Esperar es soñar, qué duda cabe; quiénes y cuántos querrán cambiar y serán capaces para darle la vuelta por completo a la crisis, a sus vidas. A pesar que muchos digan que la pandemia termina con una época, creo que para ser un sueño no basta; se necesita reflexión y contemplación para diagnosticar el tiempo que vivimos, para ensayar propuestas de soluciones a todos los ámbitos de la experiencia humana.

Todo es espera, dolor y confinamiento en este tiempo aciago que vive el puerto y el país. Las puertas no se abren a un cambio o una mejora, no hemos sido capaces de interpretar -como ciudadanos- las desgracias que ocurren, afrontarlas como es debido. En la desesperación, a algunos sólo nos queda la palabra, su fuerza, todo lo que ella significa.

* Augusto Rubio Acosta es poeta, narrador, periodista y gestor cultural

Foto: www.latercera.com/