Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

CORONAVIRUS | ¡Hospital Regional de Nuevo Chimbote colapsa!

Tres pacientes en grave estado de salud son atendidos a la intemperie. No hay camas para hospitalización 

El Hospital Regional Eleazar Guzmán Barrón, situado en el distrito de Nuevo Chimbote, ha rebasado su capacidad de atención de pacientes infectados con el coronavirus. 

Tres pacientes en grave estado de salud son atendidos en las inmediaciones del área de Triaje, a la intemperie, ya que no hay camas para ser internados. 

El centro de atención exclusivo para casos covid-19 se ha quedado sin espacio para atender a las personas que ingresan de emergencia, así lo informado una enfermera de este establecimiento de salud, quien ha grabado tres personas sentadas en sillas de ruedas y en pleno frío. 

“7 y 28 de la noche, tenemos pacientes muy graves que se encuentran a la intemperie por la falta de camas. Lamentablemente, el hospital ya no cuenta con más espacio. Solo tenemos un balón de oxígeno portátil”, comentó una profesional de la salud en un video que ha sido publicado en las redes sociales.  

Por su parte, el presidente del Cuerpo Médico del Hospital Regional, Leandro Pérez Rodríguez, indicó que las 110 camas del primer y segundo piso del pabellón de casos covid-19 están ocupados.  

“Lamentablemente, estamos esperando que se muera alguien para hospitalizarlos. Tenemos más de 57 muertos y eso es terrible. No es cierto cuando dicen que hay camas para hospitalizar, yo estoy diciendo la verdad”, sostuvo Pérez. 

Pérez reiteró que el nuevo ambiente de covid-19, que presentara hace más de una semana pasada el gobernador regional Juan Carlos Morillo, se encuentra inoperativo, no tiene oxígeno, ni otros implementos que permitan salvar la vida de los pacientes. 

“El nuevo local tampoco funciona, está como almacén. Las camas no tienen manómetros y otros implementos médicos. Si pasamos a las personas a esa área que ha remodelado el señor Morillo mañana nos denuncian por exposición a peligro de muerte porque no hay un médico ni una enfermera”, sostuvo. 

En este momento, una enfermera, un técnico y un médico atienden a los tres pacientes, una señora con obesidad mórbida se aferra a un balón de oxígeno para salvar su vida, mientras los otros dos también presentan dificultades para respirar. 

(LU - RSD Noticias).