Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

"El verano más bello" que viven un grupo de niños y jóvenes con discapacidad

“Lo contrario de la palabra amor, no es odio, es egoísmo", dice el padre de dos jóvenes que participan de las actividades de verano en una playa exclusiva
Amor, no egoísmo

"Si no podemos entender que para vivir bien, tenemos que dar a todos, no llegaremos a ninguna parte", declara Aldo, padre de Giulia (23 años), con discapacidades motoras, y Elia, de 13 años, que tiene problemas relacionados con el espectro autista. “Todo el mundo habla con el verbo "tener" en cambio aquí, "hablan de ser", afirma.

Como cada verano, desde hace 50 años, llegan un grupo de niños y jóvenes con discapacidad, y sus familias, a una de las playas más exclusivas de Italia, la "playa de los bellos" de la Versilia, donde son acogidos para disfrutar de la belleza del mar y la compañía de los voluntarios que se dan cita en el lugar, con la finalidad de incluir a todas las personas en la comunidad y no estar relegados ni solos.

Inspirados en la osadía del joven católico Luigi Bardelli que dio los primeros pasos para cambiar los prejuicios de la sociedad italiana, a principios de 1970, Beatrice Bernacchi y Gianni Vukaj, han producido el film documentario "El verano más bello", que registran cómo el rechazo a lo diferente siempre está a la puerta, pero siempre hay un grupo que le hace frente, como es el caso de las decenas de voluntarios y la valentía de muchos niños en silla de ruedas, con síndrome de Down, autistas o con otros problemas, que no se detienen.

"Aquí se ha descubierto una palabra que no se utiliza", el amor, que es "la verdadera fórmula de rehabilitación", reflexiona Luigi Bardelli.

Detrás de cada historia hay mucho dolor, pero hay más esperanza. Hay prejuicios, pero también amor. Padres, hermanos, amigos y comunidad luchan contra el recelo y la indiferencia y disfrutan más de la vida, los colores, la naturaleza y el mar.

“Esta es también la historia, a contracorriente, de los jóvenes voluntarios que eligen pasar entre 10 y 14 días para ayudar a estos jóvenes a vivir su verano más bello. Bailan con ellos por la noche, los apoyan, viven con ellos”, relata el documental. “Van allí prácticamente por nada, son voluntarios, y al final son transformados y se ve que han ganado mucho, no sólo desde el punto de vista humano”, agrega Aldo. (LL – Iglesia en marcha).

Fuente: Vatican News