Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

CRIMEN DE NOLASCO | Reporte de llamadas telefónicas complica situación de César Álvarez

Documento demuestra fluida comunicación entre varios presuntos miembros de la organización criminal que habría dirigido el exgobernador y que habría asesinado a sus opositores

La situación legal del ex gobernador regional de Áncash, César Álvarez Aguilar, se complica más. Sumado a que un testigo protegido ha confirmado que Odebrecht le habría pagado una coima de 2.4 millones de dólares para la ejecución de la carretera Carhuaz-Chacas-San Luis, también se ha puesto en evidencia un reporte de interceptación de llamadas telefónicas que sería clave para encontrar a los responsables del asesinato del ex consejero regional Ezequiel Nolasco Campos, crimen por el cual es procesado la ex autoridad regional.

Resulta que según el informe N° 039-2018 del Departamento de Apoyo Técnico de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad de la Policía Nacional, mediante el cual se analizaron comunicaciones del 1 de julio del 2010 al 31 de agosto del 2013, se estableció que varios de los implicados sostuvieron comunicaciones fluidas, informa el diario El Comercio.

Por ejemplo, se ha encontrado que Ricardo Patiño Marmanillo llamó 379 veces a Luis Arroyo Rojas, y recibió 155 llamadas de este. Y mantuvo comunicación telefónica con César Álvarez en cuatro ocasiones. 

Ricardo Patiño acusado de mantener vínculos con Luis Arroyo, exalcalde de Chimbote y hombre de confianza de César Álvarez. Según tres testigos protegidos este le entregaba dinero de Arroyo a Hilda Saldarriaga Bracamonte, alias “La Mama”, para que no cuente lo que sabía del primer atentado contra Ezequiel Nolasco, donde asesinaron al hijo de este último.

También se ha encontrado que Luis Arroyo se comunicó en 14 oportunidades con Rubén Moreno Olivo, considerado como el brazo armado de la organización criminal y quien fue condenado en el 2015 a 25 años de cárcel por su participación precisamente en el asesinato de Roberto Torres, hijo de Ezequiel Nolasco. Estas llamadas se dieron entre el 5 y 14 de julio del 2010, precisamente días antes del primer atentado contra Ezequiel Nolasco.

“La pericia del reporte de llamadas y la geolocalización es de vital importancia para el proceso del caso Nolasco porque con eso está técnicamente acreditado que la comunicación, entre los autores mediatos y el resto de la organización criminal, era fluida y cotidiana y se daba en todos los niveles”, ha manifestado el abogado de los deudos de Nolasco e Hilda Saldarriaga, Marco Sánchez Ponte.

Asimismo, el informe de llamadas telefónicas permite establecer vínculos entre César Álvarez, Luis Arroyo Rojas, Ricardo Patiño y Sheyla Ramírez Policarpio, exabogada de Hilda Saldarriaga, investigada en el crimen de su expatrocinada.

Este informe de llamadas telefónicas es parte del expediente de la investigación por el crimen de Hilda Saldarriaga Bracamonte, pero ayer el representante de la Primera Fiscalía Superior Nacional Especializada contra la Criminalidad Organizada, Vilmer Morillas Neira, lo presentó en la audiencia del juicio oral que se les sigue a Álvarez Aguilar y a otras 24 personas por el crimen de Ezequiel Nolasco y por otros personajes ancashinos opositores al ex mandatario regional.

LA PISTA DE LAS COIMAS 

Para el Ministerio Público el exalcalde Luis Arroyo era el lugar teniente de la organización criminal y recaudador de las coimas de las obras de la gestión de César Álvarez, debido a que cuando se registró su viviendas se encontró la relación de obras licitadas por el Gobierno Regional de Áncash y los diezmos que cobraba la organización criminal como adelanto de los proyectos a ejecutarse, dinero que usaban para pagar a sicarios y periodistas.

Sobre Rubén Moreno indicó que sería no solo el jefe de los sicarios sino que fungía de empresario constructor. Sucede que cuando fue capturado este sujeto, en su casa se halló siete expedientes técnicos de proyectos de construcción de mejoramiento de pistas y veredas en la región Áncash, además de boletas de pago a trabajadores de constructoras.

El Ministerio Público ha pedido 35 años de cárcel contra César Álvarez, al considerarlo el líder de una organización criminal que asesinaba a sus opositores, entre estos a Ezequiel  Nolasco Campos.

La próxima audiencia es el próximo 6 de marzo, día en que la Procuraduría y la parte civil presentarán sus pruebas. La decisión final la tendrá el Colegiado A de la Sala Penal Nacional de la Corte Superior de Justicia de Lima que deberá evaluar las pruebas y los testimonios de cinco testigos en reserva y un colaborador eficaz para emitir un fallo. (RSD Noticias).