Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

“El Rosario no consiste en repetir por repetir”

Se trata de meditar en el contexto de las avemarías, explica el sacerdote dominico Eduardo Pimentel durante misa de Fiesta a la Virgen del Rosario

El sacerdote dominico Eduardo Pimentel Carranza reflexionó sobre la evolución y espiritualidad del rezo del rosario. Lo hizo en su homilía por la misa de Fiesta a la Virgen del Rosario.

“El rosario es fuente máxima de oración y espiritualidad, no se trata de repetir por repetir, sino de meditar en el contexto de las avemarías. Desde los primeros cristianos había actos de piedad; la oración del salterio, que la hacían aquellos que no sabían leer o no tenían acceso a los libros del salterio, y se empleaban cuentas rudimentarias. El rosario que conocemos en la actualidad ha experimentado cambios, ha llevado todo un proceso de formación”, expuso el padre Eduardo durante la misa virtual celebrada desde la Parroquia San Pedro Apóstol de Chimbote.

“Para los dominicos, la celebración a la virgen María, en su advocación a Nuestra Señora del Rosario, es una fiesta muy importante, y de no haber sido por el rezo del rosario no se salvarían muchas almas; un rosario bien rezado y meditado, salva almas”, añadió.

El rosario, según la tradición, fue entregado por la virgen María a Santo Domingo de Guzmán, quien propagó esta devoción mariana.

“Cuando rezamos el rosario, meditamos la vida de Jesús en tres misterios, y San Juan Pablo II añadió uno más que es opcional, pero que continuamente se viene rezando. Los misterios gozosos hablan de la niñez de Jesús, de sus primeros momentos de vida; los misterios dolorosos, parte crucial de la pasión de Cristo y su entrega en la cruz; los misterios gloriosos, que hablan de la gloria eterna, y los misterios luminosos, momentos especiales de la vida de Jesús”, resumió el fraile dominico al explicar la estructura de cada misterio.

“Por el rezo del santo rosario se gana batallas; la Batalla de Lepanto se atribuye su victoria a la intervención de Nuestra Señora del Rosario, pero hoy en día libramos otras batallas que ganar; el desaliento, el desánimo, las diversas ideologías que están apareciendo, que quieren atacar al ser humano, hay cosas en el mundo por las cuales debemos seguir luchando, y el rezo del santo rosario es la fuente inagotable de la vida y cada cristiano católico debe rezarlo”, finalizó su homilía.(VC- Iglesia en marcha)