Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

LA COLUMNA DEL DÍA | Reconstruir Áncash desde sus bibliotecas

Que de los 166 distritos que tiene Áncash, sólo 18 tengan biblioteca municipal es un escándalo, también una vergüenza, señala el periodista y escritor Augusto Rubio Acosta

Que de los 166 distritos que tiene Áncash, sólo 18 tengan biblioteca municipal es un escándalo, también una vergüenza. El asunto se abisma sobremanera si en las 20 provincias de la región, sólo funcionan 15 espacios de fomento del libro y la lectura adscritos a la administración pública. Las cifras explican la realidad actual de la región en todas sus aristas; sobre todo en la vinculada a la realidad humana: desprovista -de esta forma- de espacios, posibilidades y herramientas que ayuden a los ancashinos a ser mejores en todos los sentidos.

Históricamente, en Áncash no se ha priorizado la atención primaria en materia de cultura y conocimiento. Así, las bibliotecas, espacios destinados a la libertad, el entendimiento y la diversidad [claves para la mejora de la calidad de vida de las personas], nunca han tenido un lugar importante en nuestra sociedad ni han sido protagonistas, clausurándose de esa forma la puerta de ingreso al conocimiento, a la toma de decisiones y a un futuro distinto.

Las oportunidades para el desarrollo individual y colectivo no existirán cabalmente si no se piensa en desarrollar las bibliotecas, auténticas ventanas para el asombro, importantes y vitales para la construcción de una verdadera comunidad, aquello que -precisamente- tanto nos falta. Más allá del mejoramiento de las colecciones y servicios bibliotecarios existentes [una urgencia a todas luces], más allá de la infraestructura e implementación de bibliotecas en todas las provincias y distritos de Áncash, es necesario reconstruir nuestro tejido social [o implementarlo si es que nunca lo tuvimos], una iniciativa que impactará en la ciudadanía y mejorará sus horizontes y condiciones de supervivencia.

Las bibliotecas cambian vidas, lo he visto y vivido en múltiples ocasiones; ¿por qué no empoderar a las mujeres a través de los libros que necesitan leer para abrir los ojos y luchar contra la realidad que las agobia?, ¿por qué no alfabetizarnos y aprender a vivir aprendiendo de manera permanente?, ¿por qué no proteger a las familias y construir comunidad para defender mejor nuestros derechos?, ¿por qué no fomentar la investigación y el conocimiento si ello ayudará a entendernos mejor unos a otros? 

Áncash necesita reencontrarse y construir comunidad alrededor de sus bibliotecas, luchar desde ahí contra la corrupción, la ignorancia y el atraso, todos los males que nos agobian. Un futuro distinto espera, no vendrá hacia nosotros si no movemos un dedo; articularse y caminar juntos es el camino.

* Augusto Rubio Acosta es poeta, narrador, periodista y gestor cultural.