Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

LA COLUMNA DEL DÍA | Los primeros días de un alcalde

Nuevo Chimbote requiere un crecimiento con planificación liderado por un alcalde que sea más que fotos pa’l face, comenta hoy en su columna el comunicador social Manuel Chiroque   

Recuperar la confianza de la población en sus autoridades es fundamental al inicio de una gestión, sobre todo cuando en los últimos meses se ha vivido un total desgobierno. En Nuevo Chimbote, Valentín Fernández hace mucho era un alcalde ausente, más ocupado en su campaña y sus procesos legales, que en gestionar la ciudad. 

Domingo Caldas parece entender lo urgente de llenar ese vacío, con acciones rápidas que pueden considerarse efectistas y superficiales, pero que cumplen su objetivo: dejar el mensaje de que por fin hay alcalde.  En esa dirección resultan acertadas la limpieza de Playa El Dorado, la mejora de la piscina municipal o la erradicación de ambulantes en la Plaza Mayor de Nuevo Chimbote. 

Sin embargo, jugar para la tribuna no se sostiene por mucho tiempo. En los próximos meses, el alcalde Caldas y su equipo deberán demostrar que tienen un plan de trabajo para atender los temas de fondo de un distrito que sigue creciendo en desorden, sin planificación y sin un enfoque hacia lo más importante: las personas. 

¿Qué implica eso? Para empezar, en vez de solo obras para cuatro años, proyectar cómo queremos ver la ciudad en los próximos 20 años. 1. ¿Cuáles son las zonas de expansión urbana? ¿Cómo frenar las invasiones y con qué sistema de vivienda se las reemplazará?  2. Un diseño vial y de transporte masivo para una población en crecimiento. 3. Desconcentración del comercio y otros servicios. 4. Un sistema de tratamiento de residuos que incida en el reciclaje y la industrialización de la basura. 5. Incentivo a la inversión privada para la generación de empleo y la puesta en valor de los activos del distrito, por ejemplo, sus playas. 6. Políticas orientadas a la educación, la cultura y la recreación que hagan de la ciudad un espacio amigable para sus vecinos, en el que se promueva el arte, el respeto al medio ambiente y la sana convivencia. 

Por supuesto, este no es un trabajo que se pueda hacer en cuatro años, pero es urgente sentar las bases hoy, antes de que nos gane el caos –que ya está cerca–. Una razón para concentrarse ahora en la planificación y no en las obras es que todo lo que se ejecute en el primer tramo del 2019 corresponde a lo que la anterior gestión programó y presupuestó el año pasado.  

Para eso se requiere de un equipo técnico capaz, de la actualización de las herramientas y documentos de gestión municipal y del respaldo de la población que debe entender que los planes y cambios de fondo no son de corto plazo y que poner orden no será del agrado de todos. 

Nuevo Chimbote debe dejar el camino de la informalidad, la improvisación y el populismo por un crecimiento con planificación liderado por un alcalde que sea más que fotos pa’l face.   

* Manuel Chiroque Farfán es docente de Audiovisuales y Periodismo en la Escuela de Comunicación Social de la Universidad Nacional del Santa (UNS), actividad que comparte con la producción audiovisual y consultorías en comunicación corporativa. Integra la Red Iberoamericana de Investigación en Narrativas Audiovisuales. 

Escuche la versión radial: