Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

LA COLUMNA DEL DÍA | La tecnología como un factor clave en las emergencias

Su uso fundamentalmente permite asegurar el derecho a la educación, a la salud y a la vida, especialmente de los más pobres, señala el ingeniero Gabriel Mejía Duclós

La tecnología es la ciencia aplicada a la solución de problemas concretos. Constituye un conjunto de conocimientos ordenados, que permiten investigar, diseñar y crear bienes o servicios que hacen más fácil las diferentes actividades y la atención de las necesidades esenciales de las personas. 

Asimismo, el uso de la tecnología se convierte en un factor clave en periodos de emergencia, por ejemplo, un sistema de alerta temprano computarizado, puede prevenir a la población para evacuar de sus viviendas ante el peligro de desborde de una represa o laguna de la parte alta, o para prevenir un tsunami luego de un sismo en ciudades cerca al mar como Chimbote.  

Pero también en estos últimos meses, el uso de la tecnología en los paises del Asia ha jugado un papel clave para contener la pandemia del coronavirus. Por ejemplo, en China en los celulares de todas las personas instalaron un aplicativo de uso obligatorio, con un sistema de semáforo conectado a una base de datos nacional: se prendía la luz verde si el dueño del celular no presentaba riesgo; luz naranja si visitó zonas de riesgo en las últimas 2 semanas; y luz roja si tenía que entrar en cuarentena. 

Con este sistema, los ministerios, en el tren, en los barrios, en los mercados y en los centros laborales, todos sabían que luz verde en el celular las personas podían transitar libremente, con naranja tenían restricciones y con luz roja quedaba anulado su desplazamiento, y se procedía a tomar las medidas sanitarias necesarias. 

De igual manera hoy en todos los paises del mundo, contar con ventiladores  para brindar respiración asistida a los pacientes con COVID19, han significado y significa estar entre la vida o la muerte. Al inicio de la epidemia Alemania tenía 25 mil ventiladores y Chile 1,229; en tanto el Perú al inicio solo tenía 276 ventiladores y luego se incrementó a 500 y con apoyo de la UNI, SENATI y la Católica  se vienen confeccionando de emergencia  un lote adicional. 

Como también ha pasado con la cantidad de pruebas para descartar el virus en los pacientes;  países como Korea del Sur  con mayor tecnología desarrolló, fabricó y aplicó pruebas en altas cantidades, lo que permitió controlar rápido la epidemia aislando a los portadores, en tanto en otros paises como Ecuador y el Perú el avance en las pruebas es muy lento, permitiendo el avance de los contagiados y muertos.

Esperamos que en el Perú y en la región Ancash, todos hayamos aprendido la lección, y en adelante nos preparemos, invirtiendo en educación, y  en investigación científica y tecnológica para desarrollar plataformas que prendan los motores de ese país competitivo que todos soñamos; pero sobre todos para resolver los problemas cruciales en salud, agricultura y los principales sectores productivos.

Como vemos el uso de la tecnología no solo permite modernidad y el  desarrollo de sectores clave, sino fundamentalmente permite asegurar el derecho a la educación, a la salud y a la vida, especialmente de los más pobres.

* Gabriel Mejía Duclós es ingeniero agrícola con especialización en ingeniería de recursos agua y tierra, 25 años de experiencia en gerencia y dirección de instituciones públicas y privadas vinculadas al desarrollo social, económico y gestión ambiental, ex candidato a la Gobernación Regional de Áncash.

Escuche la versión radial de la columna: