Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

LA COLUMNA DEL DÍA | A la espera del tan ansiado licenciamiento universitario 

Contar con universidades de calidad es una condición básica para el desarrollo de nuestra provincia, señala Karla Fournier

Desde que se dio inicio al proceso de licenciamiento de universidades en nuestro país en el año 2016, en adecuación a la nueva ley universitaria, han sido acreditadas 63 universidades de un total de 143. En nuestra región Áncash la única universidad acreditada hasta el momento es la Universidad Nacional Santiago Antúnez de Mayolo, cuya sede se encuentra en la ciudad de Huaraz.

De las cuatro universidades con las que contamos en Chimbote, ninguna ha sido acreditada hasta el momento en este proceso de licenciamiento que culminaría en mayo, motivo por el cual la población estudiantil universitaria de la provincia del Santa y la comunidad en general se encuentra a la expectativa de las gestiones.

Cabe señalar que lo que se espera con este proceso de licenciamiento es la mejora de la calidad educativa de las universidades públicas y privadas. El espíritu de esta norma es que el estudiante pueda acceder a una educación universitaria de calidad que les brinde las herramientas necesarias para poder insertarse con éxito en el mercado laboral. Esto a raíz de que en los últimos años se abrieron una serie de universidades y filiales de las mismas que no cumplían con los requisitos mínimos para brindar un servicio de calidad al estudiante. 

Las cuatro universidades mencionadas se encuentran en estado de “con informe de observaciones enviado”, es decir con un documento que señala que dichas universidades no cumplen con lo establecido en el marco de la nueva ley universitaria que tiene criterios de infraestructura, investigación, nivel académico de sus docentes, entre otros.

Una de las universidades con mayores problemas para obtener su licenciamiento sería la Universidad Privada San Pedro, pues uno de los requisitos para obtener la acreditación es el criterio de transparencia en la gestión. Recordemos que dicha universidad fue multada por Indecopi con 378.000 soles por emitir grados y títulos carentes de valor durante la ilegal ratificación como rector por la Asamblea Universitaria del ahora prófugo José María Huamán Ruiz.

En el caso de la Universidad Nacional del Santa, es cuestionable que a pesar de contar con ingentes recursos económicos del canon minero, haya sido observada por la Sunedu, a diferencia de otras universidades nacionales que a pesar de contar con menores recursos ya lograron su acreditación.

En el caso de la Uladech Católica su gestión está marcada por cuestionamientos a sus autoridades, denuncias de sus trabajadores por malas condiciones laborales y se sabe también que habría tenido que cerrar varios programas y filiales para lograr su acreditación. 

Este proceso de licenciamiento se viene dando también en un periodo en el que se está cuestionando las exoneraciones tributarias a las universidades. Por el tiempo que llevan gozando de este beneficio, valdría hacer un análisis respecto de en qué medida estas exoneraciones han servido para mejorar la calidad educativa de las mismas y no solo para el lucro de sus propietarios o autoridades universitarias. Es preocupante también que según la Sunedu la reinversión de excedentes y utilidades de las universidades no se haya orientado a mejorar la calidad universitaria, tal es así que menos del 5% fueron dirigidas para fortalecer la investigación y la mayor parte fueron invertidas solo en activos fijos.

Como reflexión deberíamos recordar que estas universidades son patrimonio de Chimbote y que su creación costó años de lucha e incluso muertes de jóvenes estudiantes que fueron asesinados por alcanzar este derecho. Durante muchos años los chimbotanos y chimbotanas hemos tenido que migrar a otras ciudades en busca de una educación superior de calidad. Eso ha generado desarraigo y falta de identidad en gran parte de la población. Esperemos que por la desidia e indiferencia de no hacer frente a la corrupción enquistada en nuestras universidades no tengamos que perder lo que tanto nos costó lograr y que no se vean frustrados los sueños de jóvenes que con mucho esfuerzo buscan labrarse un futuro en nuestra ciudad.

Contar con universidades de calidad es una condición básica para el desarrollo de nuestra provincia, por ello desde este espacio saludamos la lucha de aquellos estudiantes que están buscando a través de la organización estudiantil transparente cambiar los destinos de sus universidades. No los dejemos solos en esta lucha. 

* Karla Fournier Robles es antropóloga social, administradora de empresas, con maestría en Gerencia Social, activista social y político, exdirectora ejecutiva del Instituto de Desarrollo y Responsabilidad Social Atusparia-Chimbote, directora del proyecto turístico y ecológico “Rescatur”. 

Escuche la versión radial:

Foto de Sunedo: El montonero