Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

LA COLUMNA DEL DÍA | Héroes anónimos en la lucha contra el coronavirus

Esperemos que las cosas cambien, que valore y reconozca a quienes dan sus mejores energías y su vida para el desarrollo de las regiones y país, señala el ingeniero Gabriel Mejía Duclós

Al escribir esta columna no se ha detenido el avance de este enemigo invisible, que se multiplica incansablemente sin distinguir fronteras, ni credos, y que ha puesto a la humanidad entera en cuarentena: ya suma 1 millón 350 mil infectados y 75 mil muertes, en más de 200 países del mundo.

Por ello en esta guerra biológica que no tiene descanso; quién puede dejar de reconocer que los profesionales de la salud están en primera fila atendiendo a los enfermos, sobre todo a los ancianitos, poniendo en riesgo su integridad y su propia vida. 

También están los trabajadores municipales que recogen la basura de las viviendas, muchas veces sin los implementos necesarios; al igual que los policías y militares que cuidan el orden, y las autoridades locales y comunales que por convicción lideran jornadas de solidaridad para ayudar a los más pobres. A muchos de ellos los escuchamos y vemos en los programas de radio, televisión y en las redes sociales, y muchas veces nos emocionamos y aplaudimos.

Sin embargo, como en todas las grandes jornadas, hay muchos héroes anónimos que pasan desapercibidos, porque generalmente están lejos de las cámaras de televisión y reflectores, y muchas veces están a cientos de kilómetros de las ciudades. Ellos son los hombres y mujeres que todos los días abren surcos en la tierra, colocan las semillas, riegan y cuidan las plantas para que crezcan y fructifiquen, para que luego lleguen a nuestras casas para alimentarnos todos los días del año. Ellos son los campesinos o pequeños productores familiares que viven en las zonas rurales, muchos sin agua potable, sin desagüe, sin energía eléctrica y sin buena salud ni educación;  pero son ellos los que viviendo en las zonas de mayor pobreza, nos proporcionan 8 de cada 10 kilogramos de alimentos que consumimos la mayoría de peruanos.

Claro que también están los pescadores, los maestros y maestras, y todos los hogares más humildes que por décadas han sufrido la ausencia del Estado. Estos millones de familias excluidas del desarrollo, también son heroínas anónimas porque en este tiempo de crisis, han multiplicado las raciones, asegurando que en casa a nadie le falte. 

Como vemos, en las emergencias como la que vivimos hoy, tenemos varios héroes y heroínas visibles y millones de héroes y heroínas anónimas. Esperemos que las cosas cambien, que haya justicia, que se invierta los recursos de todos los peruanos en los sectores prioritarios  y sobre todo se valore y reconozca en su real dimensión a quienes dan sus mejores energías y su vida para el desarrollo de las regiones y país.

* Gabriel Mejía Duclós es ingeniero agrícola con especialización en ingeniería de recursos agua y tierra, 25 años de experiencia en gerencia y dirección de instituciones públicas y privadas vinculadas al desarrollo social, económico y gestión ambiental, ex candidato a la Gobernación Regional de Áncash.

Escuche la versión radial de la columna: