Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

LA COLUMNA DEL DÍA | De promesas está construido el Congreso

Por enésima vez debemos apelar a la madurez y la responsabilidad del votante, de lo contrario solo obtendremos más de lo mismo, considera el economista Yuri Vivar Miranda

Robert Kiyosaki en su último libro “Fake” (falso) sostiene cómo las mentiras hacen que los pobres y la clase media sean más pobres. Estamos a puertas de elecciones parlamentarias y los acontecimientos de los últimos años no hacen más que confirmar la tesis de Kiyosaki.

Steven Brill sostiene que las élites fueron capaces de consolidar sus ganancias, salir de forma inteligente y coaptar las fuerzas que pudieron haberlas detenido, y elevar la escalera para que más no pudieran compartir su éxito o desafiar su primacía.

Al continuar mejorando en lo que hacen, derribando las barandillas que limitan sus ganancias, diseñando agresivamente los cambios en el panorama político y por las consecuencias a menudo imprevistas de sus innovaciones, crearon una nación de infiernos que los protegieron de la responsabilidad y del daño. 

Robert Kiyosaki lo traduce como: “Las élites están por encima de la ley. No tiene barandillas, tienen el dinero para contratar a los mejores abogados de la élite, de las mismas escuelas de élite a las que asistieron, para luchar contra los abogados del gobierno de baja remuneración de las escuelas de Derecho menos prestigiosas. Tienen el poder de hacer lo que quieren sin ser responsables de lo que hacen, o de la cantidad de personas que dañan. Su educación y éxito privilegiados los han convertido en déspotas.” 

Nada más cierto que las falsas promesas de los candidatos a las próximas justas parlamentarias. Encontramos propuestas de todo calibre y que son muy sencillas de rebatir o debatir, y que sería muy provechoso hacerlo siempre y cuando estas sean difundidas masivamente. 

En este artículo voy a referirse a las promesas y no al candidato, por lo tanto desarrollaré unas tres propuestas:

No a los intereses abusivos de los bancos: Desde mi punto de vista, no es más que un eslogan populista e incumplible por la sencilla razón de que nos encontramos constitucionalmente en una economía de libre mercado, por lo tanto ningún congresista a través de una ley puede controlar los precios del mercado (el interés es el precio del dinero). Para que esta promesa sea fáctica debería proponerse como tal, es decir, cambio del modelo económico o la Constitución del Estado. Pero viendo el color de donde viene la promesa, parece  que es una propuesta “fake”.

Devolución obligatoria de aportes de las AFP y ONP: ¿El candidato habrá realizado una aproximación matemática de lo que en millones de soles significa? ¿Se sabe a ciencia cierta cuánto es el aporte de cada uno de los aportantes al Estado? ¿Está el Estado en capacidad de devolver dicha suma? Hay alrededor de 2 millones de aportantes (a diciembre de 2018 había, según la memoria anual de la ONP, 4,633,967 asegurados, 1,607,542 aportantes y 581,829 pensionistas). Si cada uno hubiese aportado 10 mil soles, se necesitaría más o menos el 11% del presupuesto público del año 2020 para cumplir con esta promesa. Y para ahondar el problema, ni siquiera todas las empresas públicas están al día en sus aportes. ¿Sabe el candidato lo que significaría que todas las AFP devuelvan el dinero, muchas de las cuales lo tienen en fondos de inversión, bonos y bancos locales? ¿No estaríamos hablando acaso de un pánico financiero, o estamos frente a otra promesa “fake”? 

Disminución del sueldo de congresista: ¿Existirá una mayoría que apruebe la disminución de sus propios ingresos? ¿O simplemente para cumplir se presenta y allí acabó la propuesta? El problema central del Congreso no son los montos de los sueldos; es la calidad de la propuesta, es la ética y la honestidad de la representación, es el desempeño en función de país y no de grupo. Como en toda organización o institución de primer nivel, los sueldos nunca han sido un problema porque se cumple la relación “vale lo que cuesta” o “vale su precio”. Por lo demás, creo que estamos frente a otro “fake”.

Por enésima vez debemos apelar a la madurez y la responsabilidad del votante, de lo contrario solo obtendremos más de lo mismo.

* Yuri Vivar Miranda es economista, catedrático universitario, especialista en gestión pública 

Foto: Desmotivaciones / Composición: RSD

Escuche la versión radial de la columna: