Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

LAGUNA PARÓN | ¿Hay riesgo de desborde? Estas son las versiones de las autoridades y de la comunidad

Comunidad Cruz de Mayo afirma que el nivel de la laguna no representa riesgo y se niega a abrir las compuertas, mientras autoridades muestran informes técnicos del peligro y hacen último esfuerzo para convencerlos mediante el diálogo

La laguna de Parón, ubicada en la provincia ancashina de Huaylas y declarada desde el 2010 por el Estado como Patrimonio de la Nación, se ha convertido en este momento en el motivo de discrepancia entre autoridades y la comunidad de Cruz de Mayo: las primeras exigen que se proceda a abrir las compuertas porque indican que hay un riesgo de desborde, pero la población señala que no hay peligro alguno.

Esta laguna, zona de afluencia de turistas peruanos y extranjeros, está ubicada dentro del Parque Nacional Huascarán. Sus aguas no solo sirven para atraer al turismo, también son usadas para el riego y consumo por la población de Caraz y de la comunidad campesina de Cruz de Mayo. Además la empresa Oro Azul, ex–Duke Energy, propietaria de la Central hidroeléctrica del Cañón del Pato, aprovecha las descargas de agua para generar electricidad.

Desde hace unos días, la Autoridad Nacional del Agua (ANA), el Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) Áncash y el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci) de Áncash han advertido de un riesgo de desborde de la laguna Parón, lo que inundaría el distrito de Caraz, que alberga  a unas 20 mil personas.

El nivel de rebose de la laguna es de 4,200 metros sobre el nivel del mar (msnm). Para evitar el desborde, según las autoridades, se ha establecido guardar un borde libre de 15 metros, por lo que la cota de seguridad es como máximo que el agua esté en los 4,185 msnm. Hasta el domingo el agua había alcanzado los 4,190 msnm, por lo que el COER, la ANA y el Indeci han manifestado que debe procederse a descargar la laguna hasta la cuota de seguridad, pero la comunidad de Cruz de Mayo, la cual tiene a su cargo de las compuertas, se opone.

Con la finalidad de conocer ambas versiones de este problema que podría desencadenar un nuevo conflicto en la región, RSD buscó la versión de ambas partes.

Carlos Milla Osorio, expresidente de la comunidad campesina Cruz de Mayo de Caraz y actual miembro integrante de la mesa de diálogo para la descarga de la laguna de Parón, manifestó que no existe riesgo de desborde de la laguna porque aún no ha superado los 4.190 msnm, que es la cota de seguridad que ellos reconocen, porque –indica– que así se acordó en una reunión con las autoridades en el año 2010.

“No hay un peligro inminente como ellos manifiestan. Si pasa los 4.191 metros entonces actuaremos, pero ya son 15 días que se han ido las lluvias”, argumentó en declaraciones a RSD.

Para la comunidad Cruz de Mayo, las autoridades que piden la descarga de la laguna Parón están coludidas con la empresa hidroenergética Oro Azul, la que se beneficiará si se abren las compuertas, en desmedro de los comuneros quienes viven del agua que ahí se almacena, además del espejo de agua que se forma cuando la laguna está llena, lo que atrae el turismo.

Duke Energy, hoy Oro Azul, tuvo conflictos con la comunidad de Cruz de Mayo por el uso del agua de la laguna Parón. En el 2013, el Organismo de Evaluación y Fiscalización Ambiental (OEFA) ratificó una multa por el por incumplir con normas de conservación del medio ambiente (erosión de los márgenes de la laguna Parón) producto de la descarga de agua, y por no presentar su plan de manejo ambiental para el uso de esas aguas.

Escuche la versión de la comunidad Cruz de Mayo:

En respuesta, el coronel (r) Néstor Coral, jefe de Indeci Áncash, manifestó que la posición de las autoridades está basada en información técnica, que advierte que hay un riesgo porque ya se rebasó la cuota de seguridad, y sería una irresponsabilidad de parte de ellos no advertir de esta situación.

 El funcionario descartó cualquier tipo de colusión con la empresa Oro Azul, y dijo que el único que los hace actuar es el peligro que observan en estos momentos y porque se preocupan por la población. 

“Entiendo que la laguna está hermosa para el turismo y su temor es que esto vaya a repercutir, pero de lo único que se trata es de abrir un poco hasta que baje a los 4.185 metros para dar la tranquilidad”, aseveró el jefe de Indeci, en diálogo con RSD.

Coral indicó que incluso la situación sigue siendo de riesgo porque ayer lunes el nivel de agua de la laguna ha alcanzado los 4.191 msnm, según el área de Evaluación de Glaciares y Lagunas del ANA. 

Escuche declaraciones del jefe de Indeci:

Indeci ha informado del riesgo al gobernador regional de Áncash, Juan Carlos Morillo, y las demás autoridades han dado a conocer el hecho al Ministerio Público para que actúe ante el riesgo existente.

Para hoy en la mañana se había programado una reunión de sensibilización de parte de la ANA a la comunidad campesina. Luego de esta reunión la comunidad debía decidir si accede a que se abran o no las compuertas y se descargue la laguna. Esta reunión finalmente no se concretó, por lo que esta tardes las autoridades se reúnen en la Presidencia de la Junta de Fiscales de Áncash para coordinar las acciones del Ministerio Público. 

El ingreso por la fuerza a la laguna no es una opción. Las autoridades buscan agotar el diálogo, de tal modo que la prefecta regional y la subprefecta de Huaylas harán un último esfuerzo conciliatorio con la comunidad para ver si los persuaden para que abran las compuertas. (ME – RSD Noticias).

Foto: PCM