Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

La historia de un lustrabotas que no puede acatar la cuarentena porque debe ‘parar la olla’

Hombre de 64 años, abuelo de ocho niños y único sustento de su familia, vivía de sus ganancias diarias, pero ahora el aislamiento social obligatorio lo ha dejado sin clientes

El aislamiento social obligatorio decretado por el presidente Martín Vizcarra como una medida para evitar el incremento de casos de coronavirus Covid-19 ha expuesto la informalidad en que trabajan miles de peruanos y cómo éstos deben seguir laborando con el riesgo de contagiarse.

Pastor Chávez Núnjar es un hombre de 64 años, abuelo de ocho niños y único sustento para su familia. Antes de decretarse el estado de emergencia, él trabajaba todos los días lustrando zapatos en los exteriores del Mercado Modelo de Chimbote. Debido a que sus clientes están acatando la cuarentena, Pastor Chávez se ha quedado sin trabajo y vive de la solidaridad de sus vecinos.

“Ni siquiera he salido beneficiario en el bono de los S/ 380 que dará el gobierno”, reclamó el ciudadano. “Mis hijos tampoco tienen trabajo estable, vivimos de lo que ganamos al día, pero ahora no tenemos trabajo”, agregó el hombre que lleva 50 años de su vida como lustrador e calzados.

Comentó que recientemente ha sido víctima de robo y su plan era recuperar sus implementos con lo que ganaría de su trabajo en los últimos días, sin embargo la declaratoria de emergencia por el Covid-19 truncó sus planes de trabajar más horas. 

“Yo permanezco en mi casa, me cuido y cuido a mis nietos, pero por ratos tengo que salir a la calle a buscar algunos soles, la necesidad me obliga a trabajar”, puntualizó. (RM – RSD Noticias).