Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

EMERGENCIA EN ÁNCASH | Huaico alarma a población y deja sin agua a miles de familias

Habitantes de Caraz inicialmente entraron en pánico porque pensaban que la laguna Parón se había desbordado y se venía un aluvión

Momentos de pánico y desesperación vivieron anoche miles de familias del distrito de Caraz, en la provincia de Huaylas, quienes, tras oír un fuerte estruendo, pensaron que la laguna Parón se había desbordado y se venía un aluvión. 

En medio de la confusión y el caos, muchos dejaron sus viviendas y comenzaron a evacuar a las zonas altas; sin embargo, luego se advirtió que el fuerte sonido y el agua eran producto de un huaico ocasionado por el desborde del río Llullán.

Las intensas lluvias registradas en los últimos días generaron que el río aumente su caudal, y tras desbordarse arrasó con la captación de agua potable del distrito de Caraz, dejando a miles de familias sin este recurso vital.

El alcalde provincial de Huaylas, Esteban Florentino Tranca, ha estimado que el servicio de agua potable se podría restablecer recién dentro de una semana. 

Personal del Centro de Operaciones de Emergencia Regional (COER) de Áncash, así como el gerente regional Luis Luna Villarreal, llegaron hasta el lugar de la emergencia. Tras evaluar los daños, el Gobierno Regional de Áncash se comprometió a apoyar con maquinaria pesada para reparar los daños.

El gerente municipal de la Municipalidad Provincial del Huaylas, Vicente Rodríguez, detalló que el huaico arrasó con dos puentes, la captación de agua potable y parte de una carretera. Respecto a la captación de agua, manifestó que con una retroexcavadora del gobierno regional limpiarán el área de la captación de agua durante tres días, y luego se ejecutará la reconstrucción de ese sistema.

Hoy varios negocios de venta de comida cerraron sus puertas debido a la falta de agua potable. Dos camiones cisterna, uno de la EPS Chavín y otro de la Municipalidad Provincial de Yungay, no se dan abasto para atender a decenas de miles de personas. Se estima que esta noche lleguen dos camiones más de la empresa prestadora de servicio de agua potable de Huaraz. En tanto, el gobierno regional también se ha comprometido a entregar 6 bidones de agua de 500 galones cada uno. 

La desesperación de la población por la falta de agua es latente, incluso hoy rompieron una tubería de agua privada y se enfrentaron entre ellos con tal de llevar a sus casas un poco de líquido.

El COER Áncash informó que la laguna Parón viene siendo monitoreada constantemente y su volumen de agua es normal, por lo que pidió a la población no alarmarse.

Caraz, la ciudad que no tendrá agua potable al menos durante una semana, es el distrito capital de la provincia de Huaylas y tiene más de 25 mil habitantes. (RSD Noticias).