Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

Vivir más para ganar menos


Por el magíster Felipe Llenque Tume*

Durante estos últimos días, hemos escuchado, leído y observado en distintos medios de comunicación muchos comentarios respecto a la posibilidad de las disminuciones de nuestras jubilaciones, sobre todo los que voluntaria o involuntariamente aportamos a las Administradoras de Fondos de Pensiones-AFPs. Y esto debido a una nueva tabla de mortalidad en la que, supuestamente la esperanza de vida en el Perú, se ha incrementado.

De acuerdo a las estadísticas de salud 2015 de la Organización para la Cooperación del Desarrollo Económico-OCDE, que, en su mayoría lo integran países con las mayores economías del mundo, la esperanza de vida de una persona de 65 es de 19 y 24 años en Japón, 19 y 22 en Canadá, 18 y 21 en EE.UU. En Europa la mayor esperanza de vida es en Islandia con 15 años, siendo el promedio en Europa de 9 años. Los datos publicados indican que la esperanza de vida en el Perú a los 65 años sería de 22 años para los hombres y 25 años para las mujeres, es decir, que los varones llegarían a tener 87 años y las mujeres 90 años. Es decir, los peruanos viviremos muchos años más que cualquier otro mortal que hay en este planeta. Por lo menos, es una cifra en la que estamos primeros.

Sin embargo, esto es una falacia, debido a que existen muchos factores por las que la esperanza de vida se ha incrementado. La esperanza de vida al nacer, a inicios del siglo pasado, a nivel mundial, fue de 50 a 65 años de edad, ahora se ha incrementado a una edad de 68 años en promedio. Algunos de esos factores que han influido para que la esperanza de vida se haya incrementado son: capacidad económica, acceso a los avances de la tecnología, acceso a los servicios médicos, mejor salubridad, entre otros. Lamentablemente, en nuestro país aún existen una mayoría de personas que no logran satisfacer plenamente sus necesidades fisiológicas, de acuerdo la teoría de Abraham Maslow, psicólogo quien propuso que los seres humanos tenemos necesidades y que dichas necesidades lo satisfacemos en orden de jerarquía: primero se satisfacen las necesidades fisiológicas, después están las de seguridad, luego las de estima, en seguida están las de reconocimiento y por último las de autorrealización.

Considero que, de llegar a hacerse realidad esta medida, se estaría, restringiendo la satisfacción de las otras necesidades que tiene el ser humano aparte de las fisiológicas y, además se estaría atentando contra la vida de los futuros jubilados.

Es paradójico, quienes se esforzaron en su juventud por hacer que se incremente el PBI, las exportaciones, la balanza de pagos, etc. Quieren que pasen sus días otoñales con míseros sueldos. Por eso a los jóvenes de ahora les digo, traten de hacer algo en su vida, piensen en su futuro, no solo dependan de un trabajo, la juventud pasa rápido, la ancianidad a veces se torna eterna y si no pensaron en su futuro cuando lleguen a tener 70 u 80 años, les va a esperar una vida muy precaria recibiendo pensiones de jubilación muy míseros.

Vivir más años, está bien, pero vivir mejor es lo deseable.

*Felipe Llenque Tume

Pastdecano del Colegio de Licenciados en Administración (CORLAD Chimbote).

Foto: IDL

Escuche la versión radial: {audio}columnallenquenoviembre10.mp3{/audio}

Las opiniones contenidas en los artículos publicados en la sección “LA COLUMNA DEL DÍA” son de estricta responsabilidad de sus autores.