Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

Tras 17 días el fuego no cesa en la Amazonía y representa el mayor desastre ecológico

En lo que va del año se han registrado 72.843 incendios en la cuenca del Amazonas, mientras que en el mismo periodo del 2018 se registraron 39.759
Brasil en llamas
fuego no cesa
Brasil afectado

#PrayforAmazonia es el pedido de auxilio que miles de internautas vienen viralizando en las redes sociales por el masivo incendio que consume la Amazonía de Brasil hace 17 días y del que se responsabiliza a las autoridades por no haber actuado inmediatamente frente a lo que es el mayor desastre ecológico en los últimos siete años.

“El Amazonas se quema y nosotros nos quemamos con él, nuestra forma de vida va a acabar no sólo con nosotros, sino también con las especies inocentes que habitan nuestro planeta, debemos parar esta masacre, solo unidos podemos conseguir”, expresa el chileno Fernando Acosta.

Según informó el  Programa de Quemas del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales de Brasil (INPE), en los primeros ocho meses del 2019 se han registrado un total de 72.843 incendios en la cuenca del Amazonas. Solo desde el pasado jueves han sido detectados 9,507 siniestros forestales.

"Me solían llamar capitán Motosierra y ahora soy Nerón incendiando el Amazonas. Pero si es la temporada de incendios", minimizó el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. En respuesta, el investigador del INPE, Alberto Setzer, manifiesta que "no hay nada anormal en el clima este año o las lluvias en la región amazónica, que están un poco por debajo del promedio", de hecho, la agencia espacial ha asegurado que los incendios no pueden ser atribuidos solo a la estación seca o fenómenos naturales.

Los incendios forestales han sido noticia por estos días, como es el caso de Gran Canaria (España) con más de 10.000 hectáreas arrasadas. El más reciente es el siniestro que empezó la primera semana de agosto en la selva brasileña y que aún persiste. Una situación similar  afecta a varios municipios de la localidad boliviana de Santa Cruz debido a los incendios forestales a raíz de la sequía, los vientos y hasta el uso de fuego para la limpieza de terrenos.

“Los incendios forestales en Brasil se disparan un 83% en lo que va de año por sequía y políticas de deforestación del Amazonas de Bolsonaro. El humo sumerge a San Paulo en la oscuridad desconcertando a la ciudad más grande Sudamérica”, expresa en Twitter el analista Gonzalo Sáenz de Miera.

Para los ambientalistas y los internautas, la afectación al “pulmón del planeta” es letal, porque ante el silencio y la indiferencia del gobierno brasileño, se ha consumido la vida silvestre en el área y pone en riesgo a poblaciones enteras. En el caso de Amazonas y Acre, han declarado situación de emergencia o alerta ambiental debido a la multiplicación de las enfermedades respiratorias causadas por la humareda. (LL - Iglesia en marcha).

Fuente: La República