Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

Papa Francisco expresa su profundo dolor por la muerte de padre e hija al intentar llegar a EE.UU.

La iglesia en México y Estados Unidos también lamentaron la pérdida, recordando que Jesús, María y José fueron migrantes
Migración

“¿Aquí quién no es migrante?”. Valeria de 21 meses fue arrastrada por las corrientes del Río Bravo, junto a su padre, cuando intentaban cruzar la frontera de México y Estados Unidos. El hecho fue comparado con el caso del pequeño Aylan Kurdi, el niño sirio que murió ahogado en 2015, cuando su familia trataba de llegar a Grecia, huyendo de los conflictos de su país.

El Sumo Pontífice hizo presente sus condolencias, “está profundamente dolido por sus muertes, y reza por ellos y por todos los migrantes que han perdido la vida tratando de huir de la guerra y la miseria”, aseguró Alessandro Gisotti, director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede.

“¿Cuál será el tamaño del sufrimiento de gente de Centroamérica que no importándoles nada se van a buscar sus sueños y a arriesgarlo literal y absolutamente todo?”, es la pregunta silenciosa a la que le dio voz  monseñor Alfonso Miranda, Obispo Auxiliar de Monterrey y secretario general de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), en diálogo con ACI Prensa.

El cuestionamiento surge a raíz de la xenofobia y el reclamo de la sociedad contra los migrantes. En ese sentido, monseñor  Miranda dijo que hace falta reconocer que todos somos migrantes, teniendo como ejemplo a la Sagrada Familia. “Hay tantas causas, injusticia, violencia, falta de empleo, falta de educación. Hay tantas en Centroamérica, en Asia, en América del Sur, hay tantas cosas que empujan a la gente a buscar nuevos espacios. Y no podemos nosotros dejar de tener un corazón sensible que ayude”, enfatizó.

A su vez, el presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), Cardenal Daniel DiNardo, y el presidente del Comité de Migración de la USCCB, monseñor Joe Vásquez, expresaron a través de un comunicado que “esta imagen clama al cielo por justicia. Esta imagen silencia la política. ¿Quién puede ver esta imagen y no ver los resultados de los fracasos de todos nosotros para encontrar una solución humana y justa a la crisis de inmigración?”.

Valeria y Aylan le han dado identidad al drama migratorio, pero no son los únicos. Según la prensa mexicana, en los últimos días se han registrado cerca de una decena de muertos en la frontera, entre ellos al menos tres niños. Y de acuerdo a la patrulla fronteriza estadounidense, al menos 283 migrantes murieron en 2018 tratando de cruzar desde México.

¿Se puede hacer algo para mitigar el dolor de la migración? Monseñor Miranda cree que es posible, “pero eso le toca a los gobiernos, organismos internacionales. Cada quien lo que pueda hacer a nivel internacional. Pero a nivel local, al hermano que pasa a tu lado no puedes cerrarle el corazón”. (LL – Iglesia en marcha).

Fuente: Aciprensa