Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

Norma sobre abusos en la Iglesia entrará en vigencia en junio

“El fenómeno es global y la respuesta debe ser universal”, explica el cardenal Ouellet e insta a los miembros de la iglesia a denunciar los casos de abuso que conozcan
Carta Apostólica

Tras la firma del Motu proprio Vos estis lux mundi (Ustedes son la luz del mundo), el Cardenal Marc Ouellet,  prefecto de la Congregación para los Obispos en el Vaticano, explicó los alcances de la carta apostólica sobre nuevos procedimientos para la lucha contra los abusos en la Iglesia, que tomó forma en la cumbre convocada por el Papa Francisco, en febrero de este año, y de la que participaron 200 líderes de la iglesia. “Este nuevo documento establece procedimientos nuevos y efectivos para combatir el flagelo del abuso”, comentó.

La carta apostólica firmada por Bergoglio, y que servirá como norma para denunciar los abusos sexuales y su encubrimiento en la Iglesia Católica, aprobadas “ad experimentum” por tres años, entrará en vigencia el 1 de junio de 2019 y posteriormente será publicada también en la “Acta Apostolicae Sedis.

Respecto al contexto en que se firma la Carta, el también presidente de la Pontificia Comisión para América Latina, reconoció la dolorosa experiencia como un fenómeno global: “sería un error considerarlo una respuesta provocada por este o aquel caso. El fenómeno es global y la respuesta debe ser universal y, como dice el Papa, concreta”.

¿Cuáles son las principales novedades de la carta apostólica?

El Cardenal Ouellet  habló de las seis novedades del documento.  La primera relacionada a “la obligación para cada diócesis de la Iglesia Católica de dotarse de sistemas estables y de fácil acceso al público para que puedan presentar las acusaciones sobre abusos”.

La segunda novedad es que todos los clérigos, religiosos y religiosas que tengan conocimiento de un caso de abuso, o de encubrimiento de abuso, “están obligados a denunciarlo al obispo o al superior religioso”.

La tercera novedad se refiere al hostigamiento o abuso de autoridad. “Esto significa incluir en la normativa casos de abuso hacia religiosas por parte de clérigos o de abuso a seminaristas o novicios por parte de sus superiores”, señaló el Purpurado.

La cuarta novedad considera “el hecho que sobre quien presenta la acusación no se puede imponer prejuicios, venganzas o discriminaciones”.

El quinto punto es “haber codificado el procedimiento que pide a los obispos y superiores religiosos rendir cuenta de sus acciones, no solo en el caso de abusos cometidos por ellos, sino también en el caso de omisiones directas que interfieren o eluden las indagaciones civiles, canónicas, administrativas o penales en relación a un clérigo o religioso que ha abusado”.

Finalmente, las nuevas normas “prevén una más estrecha colaboración entre los dicasterios: es un signo de la necesidad, de parte nuestra aquí en la Curia, no solo para servir mejor a las diócesis y los institutos religiosos del mundo, sino para colaborar mejor entre nosotros”, dijo la autoridad vaticana. (Iglesia en marcha).

Fuente: Vatican News