Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

Lamentan uso político de la religión para fines electoralistas y partidistas

Durante mesa en la CAL sobre los desafíos que afronta América Latina, se llamó a respetar el pluralismo religioso porque “refuerza la libertad religiosa”
Vaticano

En la mesa redonda “Pluralismo religioso y cultural en América Latina: retos y oportunidades”, organizada por la Pontificia Comisión para América Latina (CAL), en la sede del Vaticano, se puso a discusión los problemas que enfrenta la región, para lo cual el laico uruguayo Guzmán Carriquiry, secretario de la CAL, pidió establecer “diálogo auténtico” a fin de llegar a “grandes consensos nacionales y populares en pos del bien común para poder encaminarnos hacia un futuro de esperanza”.

A su vez, el embajador de Argentina ante la Santa Sede, Rogelio Pfirter, aseguró que “la religión puede jugar un papel de diálogo que ayude a retomar el camino de la concordia” en América Latina, más en los países afectados por conflictos de naturaleza política y socioeconómica.

Guzmán Carriquiry habló de dos fenómenos contemporáneos que cuentan con fuertes influjos en el desarrollo de un mayor pluralismo cultural en Latinoamérica, como lo son las migraciones religiosas y la globalización, y se refirió a dos planteamientos típicos del pontificado de Francisco tales como: la cultura del encuentro y el mestizaje.

Tras las palabras del embajador Pfirter y del discurso de Carriquiry, se hicieron una serie de intervenciones de diversos embajadores y representantes de embajadas latinoamericanas acreditadas ante la Santa Sede, quienes profundizaron sobre las realidades propias de cada país y de los puntos comunes que permiten mirar hacia adelante.

En las diferentes intervenciones durante la conferencia, se lamentó el uso político que en algunos países se hace de la religión con fines electoralistas y partidistas. Se señaló también que el pluralismo religioso no debe ser motivo de división, sino de unidad. (Iglesia en marcha).

Fuente: Religión digital