Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

Radio RSD Chimbote

Conmoción en el mundo por incendio en la Catedral de Notre Dame de París

Un millar de personas fueron evacuadas de la zona, mientras se inician las investigaciones para conocer las causas del siniestro que movilizó a 400 bomberos
París
Incendio de la Catedral

Como “invaluable pérdida para la humanidad” calificó la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) a los daños sufridos en la Catedral de Notre Dame de París, tras el incendio de esta tarde que redujo a cenizas gran parte de este histórico recinto “símbolo de la cristiandad en Francia y en el mundo”, como expresó el Vaticano en solidaridad con los franceses.

Aunque el origen del siniestro es materia de investigación, un portavoz de la Iglesia dijo que el fuego se habría iniciado en un andamio, alrededor de las 6:50 p.m., hora local. Como resultado del incendio, la aguja del templo de 93 metros de altura y 750 toneladas de peso, colapsó y cayó sobre el monumento. Los bomberos, que evacuaron el emblemático templo, aún no han determinado la gravedad del siniestro.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo, escribió que "los bomberos están tratando de sofocar las llamas. Nos hemos movilizado al lugar en estrecha colaboración con la Arquidiócesis de París”.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, también se expresó tras este lamentable desastre: "Notre Dame de París azotada por las llamas, la emoción de toda una nación. Pienso en todos los católicos y en todos los franceses. Como todos nuestros compatriotas, estoy triste esta noche por ver quemarse esta parte de nosotros".

Reacciones en cadena de oración en el mundo

Las reacciones se sumaron de todas partes del mundo, empezando con el Vaticano que rápidamente se refirió a la Catedral Notre Dame (Nuestra Señora) como símbolo de la cristiandad: “Expresamos la cercanía a los católicos franceses y a la población de París y aseguramos nuestras oraciones por los bomberos y cuantos hacen lo posible por hacer frente a esta dramática situación”, se lee en el comunicado de la Santa Sede.

"Horrorizados por la trágica pérdida del patrimonio religioso y cultural mientras vemos cómo se quema la Notre Dame de Paris. Nuestras oraciones y apoyo con la Arquidiócesis de París, con París, con Francia", manifestó el Arzobispo de Malta, Mons. Charles Scicluna en su cuenta de Twitter.

“La Iglesia española une sus oraciones a las de sus hermanos franceses ante el incendio de Notre Dame. Arde un pedazo de la historia cultural de Europa”, expresó la Conferencia Episcopal Española (CEE).

“No es solo una iglesia majestuosa, sino también un tesoro mundial”, dijo el Presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos (USCCB), Cardenal Daniel DiNardo.

La conmoción más sentida vino del Arzobispo de París, Mons. Michel Aupetit, quien animó a tocar las campanas de las iglesias para invitar a los fieles a rezar ante el incendio que consume la Catedral: “Los bomberos batallan aún para salvar las torres de Notre Dame de París. El marco, el techo y la aguja ya se consumieron. Recemos. Si lo desean, pueden hacer sonar las campanas de sus iglesias para invitar a la oración”, escribió el Arzobispo en su cuenta de Twitter.

Nuestra Señora de París

La Catedral de Notre Dame de París, dedicado a la Virgen María, es la sede de la Arquidiócesis de la capital francesa, uno de los templos góticos más famosos del mundo que fue construido entre los años 1163 y 1345. Está rodeado por las aguas del río Sena.

La construcción del templo comenzó hace más de 850 años sobre las ruinas de dos iglesias que se edificaron sobre un templo dedicado a Júpiter. La aguja central, el epicentro del incendio del 15 de abril, se agregó durante una renovación del siglo XIX. Tardó casi 200 años en completarse.

Las reliquias que guardaba la catedral incluyen una corona de espinas que se cree fue usado por Jesús antes de su crucifixión, así como un pedazo de madera que probablemente fue parte de la cruz en la fue crucificado. Los informes iniciales indican que estas reliquias no sufrieron daños durante el incendio.

La catedral fue designada “Patrimonio de la Humanidad” por la UNESCO en 1991. Cada año recibe, gratuitamente, cerca de 13 millones de turistas provenientes de todo el mundo (un promedio anual de más de 30.000 personas al día). (Iglesia en marcha).

Fuente: Aciprensa