Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

LA COLUMNA DEL DÍA: monopolio farmacéutico

Por el doctor Felipe Llenque Tume*

La salud y educación son dos grandes pilares muy importantes para el desarrollo de una nación, sin una buena salud, las personas estamos propensas a vivir o mejor dicho a sobrevivir en condiciones inadecuadas que influirán luego en muchos aspectos, sobretodo en el desempeño personal y laboral. Así también, sin una buena educación, un pueblo está condenado a vivir en la ignorancia que a la postre influirá también en el desarrollo como nación.

Ante esta situación, no debe pasar por inadvertido para la población lo sucedido en el campo de la salud con la formación de un monopolio farmacéutico: El grupo Intercorp, a través de su compañía InRetail Perú, concretó la compra del 100% de las acciones de Quicorp SA, con lo cual la cadena de farmacias Inkafarma pasará a absorber a sus ahora ex competidoras Mifarma, BTL y Fasa. La operación financiera se cerró por US$ 583 millones, según reportó InRetail Perú en un hecho de importancia a la Superintendencia de Mercado de Valores (SMV).

Según cifras del INEI al 2010, el 87 % del total de gastos de los hogares peruanos en medicinas se realiza en farmacias (incluidas farmacias independientes). Con la reciente operación económica, es probable que pueda existir una posición de abuso de dominio en la importación de medicinas.

Ante la situación antes mencionada, es preocupante que la formación del monopolio de las medicinas traiga, en el futuro, problemas para la economía de las familias más pobres de nuestro país.

¿Qué es un monopolio? Es el privilegio o la concentración de poder económico que tiene un productor por el solo hecho de ser el único en el mercado capaz de ofrecer el producto o servicio. En tal sentido, existe la posibilidad de que ese ofertante o productor pueda hacer lo que mejor le parezca para obtener mayores ingresos.

Vivimos en una economía de “libre mercado” y como tal, existe “libertad” de hacer empresa. Sin embargo, cuando se tiene un Estado que sólo observa lo que sucede en ese mercado y no interviene en absoluto para poder prevenir los abusos que se van a generar a futuro, sin llegar a ser muy controlista, las consecuencias de esa parálisis por parte del Estado, lo pagan los más pobres de nuestro país, como en este caso el posible incremento del precio de las medicinas.

Desde el punto de vista empresarial, existe la posibilidad de la desaparición de las “boticas de barrio”, aquellas que con mucho esfuerzo y dedicación se formaron para poder atender a un público más cercano. Y eso será posible debido a datos que existen. Según Digemid (Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas), en 1998 las boticas independientes representaban el 86% de la venta total de los laboratorios, mientras que las cadenas farmacéuticas solo compraban el 14%. En el 2009, la repartición cambió radicalmente y las cadenas de farmacias representaban el 60% de las ventas de los laboratorios versus el 40% de las farmacias independientes. En la actualidad, este porcentaje se incrementará en favor del monopolio recién formado.

¿Por qué no es bueno que se forme un monopolio? Porque afecta la competitividad de la economía, porque como se ha  mencionado líneas arriba, el poder se concentra en una sola empresa, a pesar de, hayan muchas marcas, el poder lo tendrá un solo grupo, en este caso el grupo Intercorp, dueña de la cadena de farmacias InkaFarma.

Finalmente, se debe señalar que  La monopolización destruye la competencia y el buen funcionamiento de los mercados.

*Felipe Llenque Tume

Pastdecano del Colegio de Licenciados en Administración (CORLAD Chimbote).

Foto referencial: denji.ua

Las opiniones contenidas en los artículos publicados en la sección “LA COLUMNA DEL DÍA” son de estricta responsabilidad de sus autores.