Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

LA COLUMNA DEL DÍA: importancia del punto de equilibrio en los negocios

Por el doctor Felipe Llenque Tume*

En cierta oportunidad, le pregunté a una propietaria de una juguería: ¿cuántos vasos de jugo tiene que vender usted, durante el día, para no ganar ni perder? La señora, por supuesto no supo responder con exactitud la cantidad de vasos. Lo mismo sucedió con un amigo colectivero, cuándo le pregunté la cantidad de viajes o “vueltas” que debería dar, en el día, para saber si no ganaba ni perdía. Sucedió lo mismo que con la señora de la juguería, no supo dar una respuesta cabal. 

La respuesta a esta pregunta, no hace sino reflexionar en qué momento un empresario o empresaria recién empieza a ganar o perder, a pesar que ya se encuentran recibiendo ingresos por las ventas de sus productos o servicios. En otras palabras, lo que todo empresario debe tener en cuenta, es saber cuál es el nivel de ingresos que puedan cubrir sus costos, a esto se le conoce como Punto de Equilibrio o nivel de apalancamiento cero.

Para dar una respuesta a la pregunta planteada, es importante que se conozcan o identifiquen cuáles son los costos en que incurre todo negocio. Y toda empresa o negocio incurren en dos tipos de costos: Costos Fijos y costos variables. Los costos fijos son aquellos que, muy independiente si se venda o no, tienen que llevarse a cabo, por ejemplo. El pago de alquiler de la tienda, los gastos de agua, teléfono, etc. En cambio, los costos variables, son aquellos que se incurren al momento de llevar a cabo la prestación del servicio o la producción o elaboración del producto. Por ejemplo, la compra de la materiales, si se va a producir más, se tienen que comprar más materiales, caso contrario, se comprará menos.

Cuando se llega a estar por encima del punto de equilibrio, se puede decir que se están obteniendo utilidades. Si se está por debajo del punto de equilibrio, se están obteniendo pérdidas. Por eso se recomienda que se registren tanto los ingresos como los egresos llevados a cabo en el negocio, sino, es muy difícil determinar con exactitud en qué momento se llega a estar en equilibrio. Existen muchas personas, sobre todo en los negocios muy pequeños, que sin saber si están ganando o perdiendo, gastan sus ingresos en asuntos muy distintos del negocio. Ese accionar hace que se le quite rentabilidad al negocio.

Identificar el punto de equilibrio en una empresa o negocio, es de sumo interés también porque va a permitir tomar decisiones de endeudamiento, saber si existe liquidez o no, en el negocio. Ahora sí, la propietaria de la juguería puede decir que en el vaso de jugo número 25, que vende durante el día, no gana ni pierde, recién empieza a obtener utilidades, a partir del vaso número 26. Y si vende durante el día 80 vasos de jugos a S/. 2.00 soles cada vaso, entonces diría que su ganancia sería la multiplicación del precio del vaso de jugo por la cantidad de vasos a partir del número 26 hasta el vaso número 80. Así también, el amigo colectivero dirá que si durante el día hace 8 viajes o vueltas durante su recorrido por la ruta del comité de colectivos, y es en la vuelta número 5 donde sabe que no gana ni pierde, es partir de la vuelta número 6 donde recién empieza a obtener utilidades.
*Felipe Llenque Tume
Pastdecano del Colegio de Licenciados en Administración (CORLAD Chimbote).
Escuche la versión radial de la columna: 

Foto: revistachaca.com.ar

Las opiniones contenidas en los artículos publicados en la sección “LA COLUMNA DEL DÍA” son de estricta responsabilidad de sus autores.