Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

LA COLUMAN DEL DÍA: Necesidad de un liderazgo transformador

Por Felipe Llenque Tume*

A lo largo de la historia de la humanidad se han identificado distintos tipos de liderazgo ya sea de tipo empresarial, deportivo, social, político, etc. Sin embargo, en cado uno de ellos, se han dejado estelas, a través de sus seguidores, que han marcado el camino para su continuidad o desaparición. Liderazgos en personajes como Jesucristo, Hitler, Mao, Steve Jobs, Peter Drucker, Messi, etc. con mucha influencia en quienes creen en sus principios y valores y que miran a su alrededor de acuerdo a sus ideales.

El ser humano por naturaleza es un ser gregario, es decir, que siempre es parte de un grupo o anda formando grupos. Pero, todo grupo humano se forma para lograr objetivos comunes, objetivos de grupo. En estos tiempos, en que nos encontramos ante escasez de auténticos líderes que transformen la sociedad, que transformen la empresa, que trasformen el mundo para bien, es necesario recordar la siguiente historia extraída del libro “El líder transformador”, de David Fischman:

Hubo una vez, en China, un gobernador que estaba preocupado porque no lograba la aceptación y el compromiso de los habitantes de su provincia. La gente lo abucheaba con frecuencia y, en el mejor de los casos, lo ignoraba. Él hacia los mejores esfuerzos para ser un buen líder, pero nada le resultaba. Un día se enteró de que un gran maestro vivía en las montañas y decidió visitarlo para pedirle un consejo. Le contó su historia y le pidió que le ayudara a mejorar su liderazgo. “Te daré un consejo, pero lo haremos a mi manera”, respondió el maestro. Lo llevó a una quebrada desde la que se podía ver un rio y le indicó que se sentara a observarlo. El gobernador asintió, se acomodó debajo de un árbol y observó el río durante horas, sin entender por qué lo hacía. Unas horas más tarde, cuando el cansancio se había apoderado de su cuerpo, exclamó: “Maestro, aconséjeme cómo ser un mejor líder”. “Observa el río y aprende cómo se debe liderar”, le indicó el sabio. El gobernador volvió a sorprenderse con la indicación, pero el maestro le aseguró pacientemente que al final de su tarea entendería. Luego lo condujo a una explanada donde juntó unos troncos y prendió fuego. Esta vez, le pidió que se sentara a contemplar el fuego. Con expresión de indignación en su rostro, el gobernador obedeció. Observó el fuego durante horas hasta que su paciencia se colmó. “Si lo que pretende es que me sienta ignorante, lo ha logrado”, exclamó indignado el gobernador. “Estoy harto de mirar a la naturaleza. Lo que quiero es que me diga con palabras qué debo hacer para ser un mejor líder”. El maestro dejó ver en su rostro una pequeña y sabia sonrisa de comprensión y respondió: “Ahora has visto al fuego, ya sabes cómo no liderar”. Antes que el gobernador pudiera responderle, continuó: “No debes gobernar como el fuego. Es imponente, despliega su energía e impresiona. La gente se sienta a observarlo con miedo. Produce mucho ruido, calor y luz, pero en pocos minutos se consume así mismo. Nada queda de su obra, tan solo cenizas. El río, en cambio, es silencioso, humilde, avanza en un sentido, decidido claramente a fundirse con el mar. Es flexible y surca todos los obstáculos en su camino; pero lo más importante es que siembra bienestar por donde transita, generando vida y ayudando a las comunidades a desarrollarse y a crecer. Hijo mío, gobierna como el río; deja de gobernar como el fuego y verás la diferencia”.

Estimados amigos y amigas, es hora de que haya auténticos líderes que sean como el río. Líderes que busquen el bienestar del grupo y no de ellos en particular. Hay que tener mucho cuidado de aquellos que nos venden “cebo de culebra”, que hablan bonito y que muchas veces confunden a la gente tratando de “jalar agua para su molino”. Hay que saber que en el fondo, aquellos sólo buscan, en el corto o largo plazo, conseguir un beneficio personal.  Cómo descubrirlos. Sencillo, analizando su historial, pero no el historial de su CV, sino el historial de su vida personal, como hijo(a), como padre o madre, como amigo(a), etc. Esa información nos dará luces si el susodicho o susodicha es un auténtico líder.

*Felipe Llenque Tume
Pastdecano del Colegio de Licenciados en Administración (CORLAD Chimbote).

Foto referencial: ituarteindustrialservices.com

Las opiniones contenidas en los artículos publicados en la sección “LA COLUMNA DEL DÍA” son de estricta responsabilidad de sus autores.
 

Suscríbete al Informativo  RSD¡Información que sirve!