Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

EDITORIAL SODOMCO: Santo Domingo de Gúzman

Por P. Héctor Herrera, OP

Domingo de Guzmán, hijo de la Beata Juana de Aza y de don Félix de Guzmán, familia profundamente creyente. Nació en Caleruega (Burgos) en1170. Tuvo dos hermanos Antonio y Manés, sacerdotes. Educado por su tío el Arcipreste don Gonzalo de Aza hasta los 14 años.

Estudió en Palencia, seis cursos de Artes (Humanidades superiores y Filosofía); cuatro, Teología y otros cuatro como profesor del Estudio General de Palencia.

En 1191, en Palencia, en gesto de caridad heroica vende sus libros, para aliviar a los pobres del hambre que asolaba España.

En 1206, Domingo decide de acuerdo con el Papa Inocencio III, establecerse en el Langüedoc, Francia, como predicador de la verdad entre los cátaros. En 1215 establece en Tolosa la primera casa de su Orden de Predicadores, cedida a Domingo por Pedro Sella, quien con Tomás de Tolosa se asocia a su obra. En 1215 asiste al Concilio de Letrán donde solicita la aprobación de su Orden. Será un año después, el 22 de Diciembre de 1216, cuando reciba del Papa Honorio III la Bula “Religiosam Vitam” por la que confirma la Orden de Frailes

Predicadores. El 15 de agosto de 1217 dispersa a sus frailes, enviando cuatro a España y tres a París.

“La huella que está dejando Domingo de Guzmán es la de aprender a vivir el misterio de la encarnación del hijo de Dios”. (Cardenal Carlos Amigo, 24.5.2017 en Madrid).

¿Cuál es la huella que nos dejó Santo Domingo a toda la familia dominicana?

La vida de oración que nace de la humildad y el amor contemplativo de un Dios que se encarna en la historia y que nos invita a contemplarlo como Él en los pobres. Amor que se concretiza en la solidaridad con los excluidos y carentes de dignidad.

El estudio “es en sí mismo un acto de esperanza, puesto que expresa nuestra confianza de que nuestra vida y los sufrimientos de la gente tienen un significado. Y este significado es como un don, como una Palabra de esperanza” (Fr.Timothy Radcliffe, o.p.). “El objetivo de nuestro estudio es hacer nacer a Cristo en nuestro mundo”.

La Orden floreció siempre que vivió con libertad y con el espíritu de Domingo. “El principio de todo gobierno es la atención, escuchar juntos la Palabra de Dios, abrir nuestros oídos a las necesidades de la gente” (p. 379) Por eso es una orden democrática: escucharnos entre hermanos para la misión de predicar el Evangelio, vivir la comunión, tratarnos como hermanos con respeto promoviendo las cualidades de cada uno, en una escucha atenta a Dios y al pueblo.

Domingo dejó a toda la familia dominicana este hermoso testamento: “He aquí hermanos e hijos míos, el patrimonio que os dejo: tened caridad, guardad la humildad, conservad la pobreza voluntaria”.

P. Héctor Herrera, OP

Director de Radio San Martín - Arequipa

Escuche la versión radial:

 

Foto: aciprensa

Es una producción de la Sociedad Dominica de Medios de Comunicación - Sodomco.