Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

EDITORIAL SODOMCO: San Alberto Magno, el buscador de la verdad

Por fray Héctor Herrera*

Alberto Magno nace en Augsburgo, Baviera, Alemania en 1206. Estudia en Bolonia, Venecia y Padua (Italia). En Padua conoce al Beato Jordán de Sajonia y recibe de él, el hábito dominicano, pese a la oposición de su familia en el año 1223. Vuelve a Alemania. Enseña en Colonia, Hildesheim, Friburgo, Ratisbona, Estrasburgo y París. Su vida está ligada a la universidad y les explica una nueva ciencia: la física aristotélica, según los autores judíos y árabes.

En 1248 regenta el estudio general en Colonia. Entre sus discípulos está el gran Tomás de Aquino. Alberto destaca por su búsqueda de la ciencia, la fe y la razón. Su estudio profundo de la ciencia unido a la fe, es lo que más tarde completará su discípulo Tomás en profundizar la filosofía de Aristóteles que repercutirá en una búsqueda constante de la verdad para unir ciencia y fe. El estudio como lo comprendió Alberto es fuente de la sabiduría: “Por el conocimiento viene la fe que nos abre los ojos hacia el Padre; de la unión brota la caridad, que fija la mirada en el Padre; del amor que él nos tiene nace la esperanza”

San Alberto está considerado entre los científicos, filósofos y teólogos más importantes de la Edad Media. Introduce el pensamiento de Aristóteles en las universidades. Si nuestras autoridades de hoy, comenzando por quienes plantean un retroceso en la Ley universitaria, deberían aprender de San Alberto, el velar por una educación universitaria científica, coherente con la búsqueda de la verdad, para no quedarse en la mezquindad política de defender los intereses de algunos, que no quieren una educación de calidad. Ni aman al país ni a Dios, sino al dios dinero. Tenemos que aprender a mirar el futuro de las generaciones si creemos en un país próspero que tenga generaciones pensantes que contribuyan al desarrollo de la ciencia, la tecnología y la educación un espíritu de investigación científica. Como científico le llevó a explicar la ciencia de Aristóteles destacando en filosofía, retórica, matemáticas, astronomía, ética, política y metafísica. Alberto siempre busca la verdad para lograr la perfección. Esto necesitamos en el Perú de hoy buscar la verdad. En el comienzo de su Comentario a las Sentencias realiza una afirmación esclarecedora sobre esta cuestión: “La contemplación de la verdad, sobre todo de la verdad primera y suma, es la perfección del intelecto especulativo». (Mercedes Rubio)

San Alberto debe ser considerado el gran promotor del estudio científico de la metafísica en el Occidente latino. Con Santo Tomás entramos en un universo nuevo. (Leo Elders)

El Convento de San Alberto, casa de formación de los estudiantes dominicos de la Provincia San Juan Bautista de Perú tiene que ser un faro de investigación, estudio y crítica positiva de aporte al quehacer de la teología, la ciencia y la historia en Perú, como muy bien dijera nuestro querido ex Maestro Timothy Radcliffe, o.p.: “Nuestros centros de estudio son escuelas de alegría porque se basan en la creencia de que es posible llegar a un cierto entendimiento de nuestro mundo y de nuestra vida”(El manantial de la esperanza. El estudio y el anuncio de la Buena Nueva). Estamos inclinados a la verdad (LC0 77). “Estudiar debería formar simplemente parte de la alegría de estar vivos. La verdad es el aire que respiramos por naturaleza” (p. 352 Alabar, bendecir y Predicar).

Fray Héctor Herrera

Director de Radio San Martín

Foto: ACI prensa

Escuche la versión radial: