Bienvenido a Radio Santo Domingo | |

Radio RSD Chimbote

EDITORIAL SODOMCO: la prueba más grande la vida

Por fray Eduardo Pimentel

Debemos recordar para estos tiempos una de las consignas que está ligada para nuestras vidas “todo lo que hacemos lo hacemos por y para Dios”, si eres cristiano ese es tu lema ante las situaciones alarmantes que se presentan, de obrar así estaremos haciendo la voluntad de Dios.

Pareciera que hoy día la sociedad careciera de valores, de hecho, estamos asistiendo a un escenario en el cual todo nos invita a formar parte de un sistema de antivalores que tiene caratula atrayente y se presenta como algo “imprescindible”,  quiero decirte que no es así que cada ser humano puede optar por hacer el bien, que producto del alejamiento de ellos a  Dios es que  viven en el egoísmo y lo que podemos llamar hoy egocentrismo indolente dónde ya no importa nada con tal de ganarles a todos sea como sea y por eso se trastocan los buenos valores llamando a lo bueno malo y a lo malo bueno.

El Perú ha tocado su pico más alto dentro de las ciudades con más corrupción en el mundo y aunque nos cueste decirlo, este antivalor se ha enraizado en la mayoría de instituciones, donde muchos por el afán de poder y dinero hacen lo que sea e incluso desprecian la vida.

Donde hay corrupción todo se desestabiliza porque es un pecado grave que atrae a otros, si la persona no está preparada en relación con Dios se contagia de ese virus.

Recientemente tenemos experiencias de cómo ese mal ataca a las instituciones, el tema de las situación apremiante de la comunidad de Shipibos konibos en Lima y en Chimbote dónde se destruyeron colegios para volverlos a reedificar y que hasta ahora son elefantes blancos dejando a alumnos y alumnas asilados en otros centros educativos con aulas pre fabricadas a la intemperie y muchos de muchos casos más en nuestro país demuestran cómo la corrupción indolente ataca al ser humano y lo destruye.

¿Qué hacer frente a todo ello? ¿Cómo se combate?

Allí está la gran prueba de la vida y los cristianos, como toda persona de bien, tienen la solución a todo ello. Lo primero es luchar sin desmayar aunque parezca que las fuerzas nos falten pues sabemos que tenemos a Dios de nuestro lado y Él nunca nos abandona y segundo junto a ello, la formación de casa es importante y básica, la familia es la escuela de valores y de las buenas costumbres. La formación de los padres a sus hijos en el cultivo de buenas formas de vivir, cultivando el amor, el servicio, la responsabilidad, formación que es  irremplazable y de allí emergen los buenos ciudadanos que cambiarán este sistema en el que vivimos.

Que Dios bendiga nuestro país en estos momentos apremiantes  y lo conduzca con el ejemplo de todas las personas de buena fe al sitial que le corresponde.

*Eduardo Pimentel Carranza

Director de Radio Santo Domingo de Chimbote

Escuche versión radial:

Foto: agenciachaski.wordpress.com

Es una producción de la Sociedad Dominica de Medios de Comunicación.